Historia de las Montañas Rusas


Las montañas rusas (roller coasters) han sido un pasatiempo emocionante durante muchos años. Actualmente más de 300 millones de personas visitan parques de diversiones todos los años en los Estados Unidos y la atracción más visitada es la montaña rusa. La montaña rusa moderna proviene de Rusia tal como su nombre lo indica. Los Rusos se divertían descendiendo en trineo de colinas de hielo muy empinadas, estos trineos fueron después adaptados para ser utilizados también en el verano al añadirseles ruedas. El mundo se ha estado "deslizando" desde entonces. La palabra "montaña rusa" viene del francés "montagnes russes" que se les dió por su similaridad con los paseos en las montañas y colinas de Rusia. John Miller es considerado el padre de las montañas rusas modernas, pues fué el quien añadió las ruedas que van por debajo de la pista o recorrido y mantienen a los carros en su lugar durante los giros y vueltas completas. Él también desarrolló las barras anti-bloqueo (anti-lock bars), los trinquetes anti-reducción (anti-rollback ratchets) y otros dispositivos de seguridad que todavía se utilizan. Con bases en sus invenciones, cualquier tipo de diseño puede ser ejecutado, incluyendo caídas "casi" verticales, espirales y vueltas completas.

En América, todo comenzó cuando la gente empezó a ir a la feria del pueblo para subirse a las atracciones y divertirse. Con la inmigración de la población a las grandes ciudades, la gente ya no quería realizar las actividades comúnes de una feria de pueblo o de campo, como apreciar al ganado y comparar los precios del maíz. Así que para los ciudadanos, los parques de diversiones comenzaron a ser un lugar de recreación. La verdadera inspiración para los parques de diversiones comenzó con la Exposición Mundial Colombina (World's Columbian Exposition) en Chicago en 1893. El sistema de tranvía eléctrico que existía en la mayoría de las ciudades tuvo un gran impacto en la historia de los parques de diversiones y de las montañas rusas. La industria del tranvía incentivó fuertemente su uso, ya que con dos pasajeros, o con cincuenta, la energía eléctrica utilizada era la misma. Durante la época de los tranvías abiertos o al aire libre, la diversión no solamente radicaba en llegar a un destino, sino también de disfrutar en el paseo en el tranvía. Por esta razón, la compañía de tranvías colocó "paradas" con áreas de servicio y de recreación para las personas que lo utilizaban.

Para 1919 ya existían entre 1500 y 2000 parques de diversiones, la mayoría de ellos pertenecían a las compañías de tranvías que proporcionaban transporte directo de las ciudades a los parques. La primera montaña rusa, como la conocemos hoy, se construyó en Coney Island en 1890 (aunque el año es discutible).  Esta primera montaña tenía la forma de "zigzag", pero en 1894 Coney Island tuvo la primera montaña con vueltas enteras (looping roller coaster).  Desgraciadamente, los "carros" eran para una sola persona, por lo que la capacidad de la montaña era muy baja, lo que resultó en desastres financieros hasta 1970, cuando estas resucitaron debido a la invención de las montañas rusas de acero.

La montaña rusa es uno de los inventos más importantes que salieron de la industria del entretenimiento y que es todavía el símbolo de la industria de los parques de diversiones. Las líneas curvas de la montaña nos hacen pensar en diversión y libertad, velocidad y peligro y nos dan la impresión de sentirnos lanzados al espacio. Los años 20's le dieron la popularidad que la montaña rusa tiene en la actualidad, esta popularidad comenzó en Coney Island. Muchos de los residentes de Nueva York tenían entre 15 y 30 años, eran jóvenes y estaban buscando diversión. Fue durante este tiempo que se inventó el "pago único de admisión" (one price admission) a los parques de diversiones y que las imágenes de la familia en la montaña rusa se convirtieron en símbolo de diversión.

A finales de los años 20's, los parques de diversiones comenzaron a tener muchos problemas debido a la gran depresión y posteriormente a la Segunda Guerra Mundial y a la invención del automóvil. Esto les permitió a las personas viajar más lejos y dejaron de estar limitados a los parques de diversiones cercanos a la ciudad. Durante los 40's y los 50's, este pasatiempo enfrentó otro problema cuando los habitantes de las ciudades se empezaron a mudar a los suburbios para tener más espacio y alejarse de la violencia de las ciudades. Las familias estadounidenses en esa época disfrutaban de un nuevo pasatiempo: la invención de la televisión.

No fué hasta 1955 que la industria de los parques de diversiones cambió para siempre con la creación de Disneylandia. El Parque de Disneylandia (Disneyland) creó un mundo imaginario de diversión y de placer. Disneylandia combinó el encanto del pasado con la última tecnología para proporcionar efectos espectaculares. Con el gran éxito de Disneylandia, otros parques de diversiones empezaron a abrir sus puertas de nuevo. En 1961 llegó "Six Flags", lleno de diferentes montañas rusas y después llegaron otros como "Silver Dollar City" (La Ciudad del Dolar Plateado), "Gardens in Tampa" (Jardines en Tampa) y "Sea World" (Mundo del Mar). Los parques de diversiones que han sido exitosos han sabido reconocer la importancia de estar bien ubicados, lo suficientemente lejos de la ciudad para evitar pandillas y violencia pero lo suficientemente cerca para que las familias puedan visitarlo fácilmente.

Uno de los parques de diversiones más exitosos en el mundo es el Complejo "Walt Disney World" en Florida, el cual también es la atracción turística número uno en el mundo. Aprendiendo de los errores pasados en Disneylandia, Walt Disney decidió dejar espacio disponible para futuras expansiones e instalaciones de alojamiento para promover visitas más largas, así como otras actividades como paseos en bote, pesca y otros deportes recreacionales para atraer una amplia variedad de familias. Para el desarrollo de Disney World, se compraron más de 27,000 acres y se construyeron solamente 5,000, lo que permitió dejar una zona de seguridad alrededor del parque. Continuando con el éxito, en 1982 se abrió EPCOT -Experimental Prototype Community of Tomorrow - (Comunidad Experimental de Prototipo del Mañana) que cuenta con montañas rusas de realidad virtual.

En el mercado de hoy, los parques de diversiones se están expandiendo, no solamente en tamaño pero también geográficamente. "Disneyland Tokio" y "Euro Disney" en Paris, "Anheuser Busch Busch Gardens", "Six Flags" en España, "Lego Land" en Dinamarca y Alemania e incluso en centros comerciales, por ejemplo el "West Edmonton Mall" en Alberta, Canadá.

Los parques se esfuerzan al máximo en la construcción de montañas rusas, prometen "la montaña más grande de madera", "la más grande de acero", "la caída más larga", "las montañas en la oscuridad", etc. Los parques de diversiones también comprenden que hoy, un porcentaje de la población está envejeciendo y que este porcentaje quiere menos peligro y menos velocidad y ha transformado la industria del entretenimiento a lo que vemos hoy: por un lado montañas rusas de alta velocidad para la gente joven, y por otro lado, paseos tranquilos, restaurantes, jardines, áreas recreacionales, entretenimiento en vivo y tiendas.

Muchos conceptos de la física son utilizados en el diseño de una montaña rusa. En resumen, lo que sube, tiene que bajar. En la época en la que las computadoras y las ecuaciones científicas no existían, los ingenieros construían el recorrido, y si el tren o el "carro" no llegaba hasta el final, ellos simplemente ajustaban la altura de la montaña hasta que esto sucediera. Esta metodología condujo a desarrollar montañas con FUERZAS "G" (fuerzas de gravedad) extraordinariamente elevadas; donde las pequeñas "subidas" colocadas después de caídas largas producían ocasionalmente FUERZAS "G" negativas muy severas que levantaban a los pasajeros de sus asientos. Actualmente, las montañas rusas diseñadas con ayuda de las computadoras todavía producen estos momentos sin gravedad, pero son mucho menos severos y más controlados. Los paseos o recorridos en las montañas antiguas producían gravedades laterales muy severas debido a que las vueltas eran planas y enviaban de golpe a los pasajeros hacia un lado. Actualmente se utilizan computadoras para determinar las fuerzas óptimas para hacer de la montaña rusa una experiencia satisfactoria.